miércoles, 17 de diciembre de 2008

Evo asegura que ningún militar ni policía puede ser reclutado por la CIA y la DEA

Chimoré (Cochabamba), 12 dic (ABI).- El presidente Evo Morales afirmó este viernes que ningún oficial de las Fuerzas Armadas o de la Policía Nacional podrá ser reclutado por las agencias de inteligencia de Estados Unidos: La Central Intelligence Agency (CIA) y la Drug Enforcemente Administration (DEA), recientemente suspendidas de operar en Bolivia.

"Aprovecho esta oportunidad delante de nuestros comandantes, delante de un general de la Policía Nacional que nos acompaña: Ningún miembro de las Fuerzas Armadas ni de la Policía Nacional puede ser reclutado por la CIA ni por la DEA ", enfatizó el Jefe de Estado.

Esas declaraciones fueron efectuadas durante el acto de celebración del décimo aniversario de creación de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y de cierre de gestión de las labores que realizan sus efectivos en el marco de las leyes bolivianas.

La CIA es la agencia norteamericana de inteligencia, mientras que la DEA es la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos dedicada a la lucha contra el contrabando y el consumo de drogas. "Los bolivianos y bolivianas tenemos dignidad, ningún oficial de nuestras instituciones puede prestar un servicio a una agencia de inteligencia que trabaja simplemente con fines políticos, eso va a terminar", aseguró el Jefe de Estado.

El Presidente ponderó el profesionalismo y la experiencia de la jerarquía militar y policial, y de los efectivos de ambas instituciones, al destacar la estructuración de una entidad de inteligencia nacional "para enfrentar a gente interna y externa que trafica con la cocaína, con todas las drogas".

"He decidido decirles estas palabras, porque desde el primero de noviembre de este año, ustedes, los soldados encabezados por sus comandantes, han demostrado que es posible enfrentar (la lucha antidroga) sin la agencia internacional", señaló el Primer Mandatario.

En esa línea, Morales acotó que será importante que la comunidad internacional reconozca el esfuerzo que hace Bolivia en la lucha contra el tráfico de drogas. "Será importante que los países vecinos ayuden, que coordinen con nuestras Fuerzas Armadas, con nuestra Policía Nacional, pero sin ninguna intromisión de carácter político", anotó.

Tanto la CIA como la DEA fueron acusadas de estar comprometidas en acciones desestabilizadoras al Gobierno legalmente constituido y, por ese motivo, ambas entidades fueron prohibidas de seguir operando en Bolivia.

Al mismo tiempo, el gobernante convocó a los dirigentes sindicales y la gente de base, a hacer mayor conciencia sobre la racionalización del cultivo de coca. Reflexionó que si esa premisa no es cumplida por algunos cocaleros, serán considerados "enemigo de la hoja de coca, porque su libre cultivo no beneficia a los productores, el libre cultivo no ayuda en la defensa de la humanidad y especialmente en la juventud".

Insistió en que la racionalización, el respeto a las determinaciones de sindicatos, centrales y de congresos campesinos en el Chapare -trópico de Cochabamba- y en los Yungas de La Paz , permitirá la despenalización de la hoja de coca a nivel internacional.

"Hago un llamado a algunos dirigentes, a algunos sindicatos, que tal vez por presiones de algunos grupos de narcotraficantes no pueden hacer respetar el cato de coca, que la fuerza social, el control social es tan importante también para dignificarnos", añadió el Presidente.

Indicó que el control social aportará a la dignificación de las bolivianas y los bolivianos. "Si hay una excelente coordinación de los movimientos sociales con nuestros soldados, estoy seguro que la lucha contra el narcotráfico será mucho más efectivo como los hicimos hasta ahora".