miércoles, 17 de diciembre de 2008

Acusan a nueve jueces de favorecer a responsables de la quiebra del Banco Sur

La Paz, 12 dic (ABI).- El superintendente de Bancos, Marcelo Zabalaga, acusó este viernes a nueve jueces de emitir sentencias y resoluciones contrarias a la ley y a favor de quienes causaron la quiebra del Banco Sur en liquidación, a quienes se favorece con el pago de seis millones de dólares antes que al Estado.

“Hemos estado trabajando todos estos días para entender cómo es posible que nueve jueces dictaron resoluciones contrarias a la ley”, señaló Zabalaga. La Superintendencia de Bancos mediante resolución del 25 de noviembre de 1994 dispuso la liquidación forzosa del Banco Sur S.A., constituyéndose el Banco Central de Bolivia (BCB) en el principal acreedor por efecto de la subrogación de los depósitos del público.

Una de las principales causas que dieron lugar a la liquidación fue la mala calidad de la cartera de créditos, que hasta esa fecha alcanzaba a 205.3 millones de dólares, de la cual el 78.8 por ciento era calificada como dudosa y perdida.

Según el informe del ente regulador, las autoridades judiciales que intervinieron en resoluciones contrarias a la ley desde el año 1999 son el Juez Alfonso Coca de la Corte Superior de Distrito de Santa Cruz, además de los conjueces Lucio Candia Ribera y Carlos Medina Doria Medina.

Asimismo, figuran los magistrados de la Corte Suprema de Justicia Rosario Canedo Justiniano y Julio Ortiz Linares, y los vocales de la Corte Superior de Chuquisaca César Suárez Saavedra, Fernando Iriarte, Alejandro Nava Achá y Lilian Paredes Gonzáles.

“Los jueces Alejandro Navia y Lilian Paredes, deciden suspender los derechos del Banco Central de Bolivia el 5 de diciembre de 2008, hace una semana”, dijo Zabalaga, quien añadió que los ex accionistas del Banco Sur comenzaron a acelerar el cobro de los seis millones de dólares.