domingo, 16 de noviembre de 2008

Editorial

Somos Bolivia

Eso dicen en sus discursos y prácticas los hermanos bolivianos residentes en Argentina, quienes luchan de mil formas para que la bancada derechista del Senado boliviano les reconozca y sancione de una vez la ley que les permita votar y elegir a sus representantes en el país que los vió nacer. Lo mismo ocurre con otros millones de bolivianos que conforman la diáspora viviente en el exterior del país. En su mayoría exilados económicos del capitalismo depredador, estos hermanos y hermanas, compañeros y compañeras, esperan la legalización de su voto para apoyar a su gobierno revolucionario, que inició en el 2006 el proceso imparable de cambio en el país. Eso lo sabe la derecha, y por eso les está negando su derecho al voto.

Huelgas de hambre se iniciaron en Bolivia, y ahora siguen en el Consulado boliviano en Buenos Aires. Radios abiertas, volanteadas, actividades y actos varios organizados por bolivianos, argentinos y otros indolatinoamericanos solidarios con ellos, todos organizados en la Multisectorial de Solidaridad con Bolivia, se realizan en todas partes para exigir ese derecho.
Hoy, el Homenaje a Tupak Katari y Bartolina Sisa, llevado a cabo en la Plaza Tupak Amaru de Capital Federal ( que todavía lleva el nombre de Plaza de los Virreyes) se ha convertido en una nueva acción de los bolivianos aquí residentes, organizados para reafirmar sus orígenes, luchas, culturas, apoyos populares y derechos.

Somos Bolivia, dicen. Y exigen participar en los destinos políticos, sociales y económicos de su país. Boliv_@r, parte de esta lucha, acompaña sus exigencias y promete seguir apoyando y apoyándolos hasta que consigan sus objetivos. Que también son los nuestros: la liberación nacional y social de Bolivia en el marco de la revolución continental.

Boliv_@r