jueves, 6 de noviembre de 2008

Editorial

¿Vientos de Cambio o Brisa Suave?

Como era de esperar, ha triunfado en las elecciones de EE.UU. el candidato demócrata Barak Obama. Partidario, según declaró antes del triunfo, de recortar impuestos a los ciudadanos comunes y de aumentarselos a los ricos- lo que su rival Mc Cain, en su momento, caracterizó como política “socialista” en relación con la “redistribución de la riqueza”-, de estimular la demanda agregada y el empleo para sacar al país de la recesión; de retirar las tropas de Irak y de dar marcha atrás con la política aislacionista, guerrerista y aventurera de George W. Bush, Obama es caracterizado como el presidente “del cambio” en los EE.UU. De orígen negro y musulmán, al parecer no vinculado a los negocios del crudo y/o armamentos, el flamante elegido se halla en boca y en tapa de todo el mundo y todos los medios de información.

¿Que significará su triunfo para Nuestra Indoaméricalatina y, especialmente, para Bolivia?. ¿Se levantará el odioso y obtuso bloqueo a Cuba?. ¿Se respetará, entre otros, a los gobiernos de Venezuela, Ecuador, Nicaragua ?. ¿Se recreará el APTDEA, luego de que esta última elección consagrara la mayoría demócrata en ambas Cámaras?. ¿Se volverá a “certificar” a Bolivia en cuanto a su lucha contra el narcotráfico, o la DEA seguirá yendo por sus fueros conspirativos?. ¿Se enviará un embajador que comprenda que la dignidad de un pueblo no se negocia, máxime cuando ha sido mancillada durante tantos años?. ¿Se dejará a forajidos y golpistas arribar al norte para golpear las puertas de los tesoros norteamericanos que financien la desestabilización? ¿.Se permitirá a Nuestra Indoaméricalatina y a Bolivia en particular recorrer sus caminos libertarios?.
Lamentablemente, y como ha sido históricamente, descreemos en un gran cambio en la situación del imperio para con nuestra región. Los Marincovic seguirán conspirando y recorriendo Estados Unidos para buscar financiamiento y apoyo a sus periplos golpistas, y allí seguramente serán siempre bien recibidos. Acicateados por el racismo y el apoyo que hasta ahora les ha dado el imperialismo, los cruceños de paladar y alma negros seguirán ejercitando sus amenazas secesionistas y agresiones, tal como las sufrió hoy el mismísmo general Luis Trigo Antelo. Y los reaccionarios seguirán conspirando, como siempre y con el auspicio de los gringos, para desembarazarse de Evo y liquidar el proceso de cambio.

Sin embargo podemos equivocarnos. Y el nuevo presidente de EE.UU. podría intentar remontar años de intriga, barbarie y prepotencia y comportarse como un hermano de infortunio, un “negro”, con sus hermanos indolatinoamericanos y de otros continentes. Podría intentar romper con el establishment mas poderoso y agresivo del mundo y hacer las paces con nuestros pueblos y otros del orbe, saqueados, humillados y asesinados por los esbirros al servicio de los magnates de su país. Le deseamos entonces buena salud… y que se cuide, por cuanto ya sabemos como terminan, aún los mas tímidos, reformadores sociales en EE.UU.

Mientras tanto, seguimos nuestro camino, que se hace al andar pero con la meta bien trazada: ejercitar el internacionalismo en aras de la concreción de una sociedad socialista.
En eso estamos. Somos nuestro propio viento impulsor. La brisa suave de los pueblos en lucha. Y seguimos, seguimos…

Boliv_@r